El agua en el jardín

El Agua es fuente de vida. Un jardín sin agua se queda incompleto. Nuestra relación con el Agua Durante un paseo por el campo o la montaña, el instante que precede al encuentro con el agua es muy particular. El sonido del agua de un arroyo despierta en nosotros un sentimiento de alegría profundamente arraigado, el sentimiento de revivir y la idea de beber de la fuente. Dicha presencia ejerce una atracción casi irresistible, completamente natural. Vamos al Agua como el niño va hacia su madre, con el reconocimiento de nuestros orígenes remotos. Nos ponemos en comunicación con el arquetipo del Agua, fuente de vida. El agua en el jardín El agua del jardín puede estar en calma o en movimiento. Las energías que se expresen en un caso o en el otro tendrán un efecto diferente en nosotros. Según el objetivo buscado, o el emplazamiento posiblelos siguientes aspectos : la presencia del agua en el jardín puede tomar uno de:

  • El agua en movimiento, como una cascada, un arroyo o una fuente con chorro, expresa la vida, la alegría, el renacimiento.
  • El agua en calma expresa la fuerza tranquila, portadora de vida y de transformación, ayuda a encontrar la paz interior. Su presencia en el corazón de un jardín zen hace de soporte a la meditación, acompañada o no de un sonido discreto.

Los sonidos del Agua El Agua en movimiento genera sonidos específicos que entran en resonancia con las células de nuestro cuerpo. Dentro de los límites de un volumen soportable, dichos sonidos nos aportan bienestar en el descanso al mover nuestras pequeñas burbujas interiores. Los sonidos, a menudo cristalinos, pueden volverse graves según el caudal y la naturaleza de la superficie sobre la que cae el agua. Jugando con estos parámetros es posible modular la naturaleza de los sonidos emitidos.

cascade

Cascada

EJERCICIO 1: Si decidís crear un estanque en vuestro jardín o cualquier otra instalación destinada a la presencia del agua, resentid las energías del lugar antes, y después de la colocación del agua.Resentid los efectos en la Trama del jardín, de la casa, del vecindario (Eventualmente podéis recurrir a fotos que ilustren las dos situaciones para resentir dichas energías). EJERCICIO 2: Si disponéis de una fuente interior fácilmente transportable, testad las energías de una habitación sin la presencia del agua y con la fuente. Resentid igualmente la calidad de la Trama de la habitación con el agua inerte, y con el agua en movimiento. EJERCICIO 3: Jugad con la sonoridad del agua. En una fuente, una cascada, un arroyo, id transformando la calidad energética del agua que cae. Resentid y calificad las energías que se expresan, y encontrad vuestro ”LA”. FENG SHUI & JARDIN DE LUCES D. Didier + JF & C. Mermillod

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *